En la Amazonía se halló un hongo que degrada plásticos

El viaje de un grupo de estudiantes a la Amazonía permitió el descubrimiento de un hongo que puede descomponer o degradar plástico.

Los alumnos, del departamento de Biología Molecular y Bioquímica de la Universidad de Yale (EE.UU.), realizan como parte de su curso trabajo de campo en la selva amazónica, donde recolectan organismos endofitos: hongos o bacterias que viven parte de su vida en simbiosis en los tejidos de las plantas sin causar enfermedad.

Pria Anand, una de las estudiantes, decidió investigar si los endofitos que había recogido en Ecuador en el 2008 registraban actividad biológica en presencia del plástico.

Luego de la graduación de Anand otros estudiantes continuaron la búsqueda. Jeffrey Huang investigó la capacidad de los organismos para romper enlaces químicos.

Jonathan Russell, por su parte, identificó las enzimas más eficientes en la descomposición de poliuretano, un plástico muy utilizado en la elaboración de fibras sintéticas, piezas para aparatos electrónicos y espumas para aislamiento térmico.

“Cada estudiante recolectó muestras de plantas en torno a un tema específico, por ejemplo, plantas con usos medicinales como antibióticos, etc. Elegimos plantas identificadas con la ayuda del botánico Percy Núñez, también autor del estudio, quien es experto en las regiones costeras y amazónicas de Ecuador”, dijo Russell a la cadena BBC Mundo.

Russell observó un día que parte del plástico en uno de los llamados platos de Petri (utilizados para cultivos en el laboratorio) había desaparecido.

Lo que los estudiantes habían descubierto es que el hongo denominado Pestalotiopsis microspora puede degradar plástico. Varias especies de hongos pueden descomponer plástico al menos parcialmente, pero Pestalotiopsis es el único que puede hacerlo sin presencia de oxígeno, algo que es fundamental para futuras aplicaciones en vertederos de desechos.

“Este descubrimiento muestra que pueden suceder cosas maravillosas cuando alentamos la creatividad de los estudiantes”, dijo Kaury Lucera, profesora del departamento de Biología Molecular de Yale.

Transformar este hallazgo de laboratorio en una herramienta de escala industrial puede ser un largo proceso. Russell advierte que el descubrimiento de los estudiantes de Yale no es una solución mágica, sino un paso modesto hacia una meta importante como encontrar más organismos que degradan polímeros.

FUENTE | www.elcomercio.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.