Come salvado de trigo y baja de peso

 

Si el objetivo es perder esos kilitos extra que nos estorban existen muchos alimentos increíbles que pueden ayudarnos con nuestro objetivo. Los salvados de avena, trigo y demás granos son una excelente opción.

El salvado de trigo contiene el doble de fibra, en comparación al de avena; lo que favorece la pérdida de peso a través de mejorar el movimiento de materia por el sistema digestivo. Significativo, si se toma en cuenta que en su versión hojuela este alimento aporta alrededor de 320 calorías por cada 100 gramos.

El salvado de trigo se utiliza para aliviar la constipación, así como para prevenir el desarrollo de enfermedades como el cáncer de estómago, vesícula biliar, diabetes tipo 2 y presión arterial”, describe un artículo de la Natural Medicines Comprehensive Database Consumer Version.

¡Variedad con sabor!

Sin embargo, ¿se puede consumir el salvado de trigo en otra versión que no sean hojuelas? Sí, e incluso sus diversas preparaciones pueden ayudarte a perder peso. Si no sabes dónde conseguir este alimento en su estado natural y orgánico, checa tu tienda favorita Súper Salud180.

1. ¡Ya no tengas hambre!

La fibra soluble proporciona una sensación de saciedad, por lo que puede ayudar a la pérdida de peso. Una excelente opción para evitar el hambre es a través de un smoothie. ¡Checa esta receta! Ingredientes: 2 peras, 1 manzana roja, 2 cucharadas de salvado de trigo, 2 cucharadas de miel y 100 mililitros de jugo de naranja.

2. Cuida tu salud digestiva

Este alimento posee fibra soluble, la cual atrae el agua y se convierte en gel durante la digestión. Eso lentifica el proceso digestivos, situación que disminuye los niveles de colesterol y permite el consumo de menor cantidad de calorías.

3. Dulce recompensa

La fibra que contiene actúa sobre la absorción de grasas, debido a que las capta y evita su metabolización, por lo que las elimina. ¡Disfruta de sus beneficios a través de unas galletas! Ingredientes: 125 gramos de mantequilla blanda, 60 gramos de azúcar, 1 cucharada de miel, 1 huevo, 125 gramos de harina, 150 gramos de harina, 35 gramos de salvado de trigo, 1 cucharadita de polvo para hornear.

4. Remueve lo que no necesitas

La fibra moviliza los ácidos grasos depositados, reduciendo el tejido adiposo. Para ello opta por un batido de fresa, que además es rico en antioxidantes. Ingredientes: ¾ de taza de fresas congeladas, una cantidad igual de leche deslactosada y 2 cucharadas de salvado de trigo. Mezcla todo en la licuadora.

 

5. Cuida tu figura

La fibra brinda satisfacción, ya que cuando se pone en contacto con los jugos del estómago aumenta de tamaño, enviando señales al centro de saciedad del cerebro reduciendo el apetito.

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura y la Organización Mundial de la Salud, el consumo recomendado de fibra por día es de 25 gramos, y como mínimo 11 y 18 gramos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.